lunes, 11 de junio de 2012

Amor de espuma

Cuánto dura el encanto de la espuma? Poco. Qué queda cuándo se desvanece? Nada. El amor de espuma es así: dura poco y no queda nada. Lo que si, como la espuma, es un momento divertido.
Útil es entender que quizá divertirse es mejor que quererse. El presente antes que el futuro, una aventura antes que un proyecto, la espuma en lugar de las perdices. El amor espuma es vertiginoso, atolondrado y livianamente feliz. Engaña su intensidad y, claro, confunde su repentino fin. La clave? pretender sólo lo que la situación puede dar. Amplío.
La espuma, pomposa como el algodón, no es más que el decorado de este tipo de relación. Suave y hasta con rico aroma, impide entre tantas burbujas ver la claridad de las cosas. Esa, queridos míos, es la primera señal de la efervescencia de este amor espuma, artificioso y de cotillón. El problemita con la espuma no es su pronto desvanecer sino sus consecuencias: se puede salir desteñido, encogido e irritado. Se dice por ahí que en situaciones la espuma ahoga de alegría, y eso es preocupante. Levante la mano aquel que creyó auténtico ese hervor inside, con tanta sonrisa, pasión, encuentros, salidas, te quieros y apodos cual bichi, pupi, gordi y chuchi en tan solo un mes. Uno aprende con el tiempo que lo que parece encajar tan de repente debe siempre levantar sospechas. Lo que cuesta aprender es economizar las ilusiones y ahorrar de cuando en cuando una que otra angustia. El amor de espuma al principio puede doler, pero después puede ser una fiesta! Qué no? pff!
Cuando uno entiende que su amor es de espuma, hay dos opciones: o se retira con el corazón estropeado de químicos o juega cual publicidad de Lux (un beso para Araceli Gonzalez) con el vaivén de las pompas. Más claro? o se retira tristón o se queda juguetón. Se lee fácil y de verdad lo es si se entiende lo siguiente: todo lo que sea forzado sale mal. Pretender hacer de un cortejo el amor de nuestras vidas es un tanto infantil, patético y hasta kamikaze. Es como emborracharse en el primer boliche, casarse con el primer novio o comprar en la primera vidriera! No niego que aprender a amar es hermoso, pero aprender a divertirse también. La clave? no confundir la espuma de lo trivial con algo que va en serio. Cada cosa tiene su encanto, entendamos su razón de ser y relajemos. 

El álbum Mucho (2008) de Babasónicos tiene entre sus temas un éxito ejemplo para esta ocasión. Bailable, con ese típico concepto infame del amor y un video derroche de estilo, Microdancing para arrancar el lunes. 

El arte de hoy? Prudencia al exigir. No todas las situaciones pueden responder.




6 comentarios:

  1. Cuidado que esa espuma a veces te deja enceguecida por varios minutos, los suficientes como para arrepentirse de haber jugado con ella , -jO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son los riesgos Edu! Pero cómo no jugar!? Besos!

      Eliminar
  2. es que tampoco hay que buscar el amor en todos lados, tienen que coincidir muchas cosas para que dos personas se amen: momentos personales, gustos, proyectos, ganas, atracción, piel, humor.
    es cierto hay que reconocerlo cuanto antes asi es mas facil disfrutarlo! besos el blog esta re-bueno gordi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias anónimo! Coincido con tu opinión. Besos!

      Eliminar
  3. Excelente. Tanto, que me movilizó a escribir esta congratulación.

    ResponderEliminar